¿Todos tenemos un precio?

Desde siempre, el ser humano ha deseado poseer todo tipo de cosas, bien sean bienes físicos o materiales. Para ello, hemos desenvuelto todo tipo de sistemas, procesos y o artimañas, sobre esto último voy a tratar en este post.
Una de las artimañas que tenemos los humanos para obtener lo que queremos es el soborno, vamos, comprar a alguien.
Todos hemos recibido más de una vez un soborno, por ejemplo, cuando éramos pequeños y algún familiar nos decía lo típico de si te comes esto te doy 5 euros o lo que fuese e íbamos nosotros tan ilusionados a comérnoslo para recibir el regalo.
Pero bueno, eso a fin de cuentas no son más que tonterías, anécdotas de nuestra infancia. A mí me gustaría saber como reaccionaríamos ante un soborno de los de verdad, el del típico maletín. Igual alguno de vosotros ya lo habéis vivido, pero los que como yo no, ¿Os imaginais que por el motivo que fuese os sacasen un maletín lleno a rebosar de billetes?, ¿Que haríais? Tal vez lo cogeríais o tal vez no, eso dependería siempre de lo que os pidiesen a cambio, de vuestra situación económica, del riesgo que corríeseis... son tantas las cosas a analizar que obviamente es impredecible lo que haríamos, pero es innegable que recibir un soborno sería como mínimo interesante, o por lo menos a mí me gustaría, pero claro, me crearía un conflicto moral de como mínimo una noche en vela.
Aunque de lo que estoy casi seguro es que llegaría un punto en que el beneficio superaría al riesgo y acabaríamos aceptándolo, por supuesto habrá excepciones, pero pocos serían capaz de resistirse a la influencia de un maletín como el de la imagen. Ahora la pregunta es:
¿Cuál es nuestro precio?

17 Comentarios:

Galiceiro dijo...

Todos tenemos un precio. Creo que es algo que tenemos que sumir. Precio mayor o menos, diferente, dependiendo de las circunstancias en las que nos encontremos, de lo fácil-difícil sea que nos descubran...

Hasta ahora nunca he estado ante un verdadero sobrono, de estarlo, pues realemente no sé qué haría. ¿Mandaría a tomar por culo mis principios por unos cuantos billetes? Hay que estar en la situación.

Hoy te diría que no, que mi integridad está por encima...mañana...a saber... (creo que me retrato con este comentario, no es por nada xD)

Por cierto, no he podido seguir tu blog estos días porque he estado un poco "bailarín" por así decirlo, así que ahora me pondré a mirar las últimas entradas.

Un saludo!!!

Jordi dijo...

¿A ti te daban 5 euros por comer algo que no te gustaba? joer tío , como cotizabas , a mi 100 pesetas y por comer repollo (aaaaaahhhhggg)


En respuesta a tu cuestión como bien dices hay muchas circunstancias..hay gente que mataría por 10 euros y gente que lo haría por 10 millones.Personalmente creo que alguien que no sufre apuros económicos y es a grandes rasgos feliz no aceptaría un soborno a cambio de algo que sabe que es ilícito..pero claro ,ofrécele tu millones a alguien que no tiene para comer...

Zeltia dijo...

jajaja, cada uno se rompe la cabeza con cosas distintas, cosas que casi nunca nos van a pasar, y como bien dices, que reaccionaríamos de una manera que no sabemos hasta qe nos sucede. También depende de la etapa de la vida. Yo cuando era niña era muy muy buena, pensaba que jamás haría esto o lo otro. Incluso de jovencita era muybuena, pero luego he ido haciendo una tras otra, cosas que en mi codigo moral no estaban bien, pero para que quiere una un código moral que le hace la puñeta? se cambia y ya está, se busca uno otro, eso eslo que hacemos, chico, por eso va el mundo como va. La mayoría de las veces ni siquiera somos conscientes de que encontrMOS disculpas y excusas para todo lo que hacemos, mientras que censuramos y vemos clarísimo lo hijos de puta ue son los otros.
Que haría ante un sborno?

¡¡aceptar naturalmente!!

:-)

Laura dijo...

Creo que eso es algo que depende de las circunstancias personales en el momento del soborno. Hoy no aceptaría soborno alguno, pero si algún día tuviese una necesidad o mi familia dpendiera de mi, cualquiera sabe. Besos.

Taitra dijo...

Depende de lo que tenga que hacer, claro...el problema es que normalmente si no coges el maletín el paso siguiente es un grupo de rumanos muy majos.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Todos tenemos un precio. El mío es el daño a la gente a la que quiero.

lamotta dijo...

Pedro Ojeda, a eso se le llama chantaje, no soborno. De todas formas, es verdad que estamos pensando en términos económicos(pecuniarios), y no tiene por qué ser eso. Fama, por ejemplo. Chupar un par de rabos por ganar OT, pues oye, no está mal ;).
Sobre la pregunta del título, creo que sin duda alguna. Es triste, pero cierto.
Ah, y sobre mi precio...bueno, depende para qué. Suelo bromear con un amigo que está muy "desesperao" diciéndole que por 1000 euros se la chupo. Y aunque se lo digo de coña, creo que por mil euros podría ejercer perfectamente de prostituto(de lujo, claro).
Ante otros asuntos, veríamos.
Saludos

Elemento dijo...

Esto me recuerda a la pelicula "Proposición indecente", con final bonito, claro que es una pelicula..,
Yo estoy con Pedro Ojeda, ese es mi precio seguro. Otro creo que no, pero nunca se sabe.

NoEly dijo...

Creo que sí, definitabamente todos tenemos un precio. Pero el mio es muy caro para que nadie me pueda comprar!! ;)

Carlos Sousa dijo...

En un principio, en frío nadie se vendería, todos seríamos fieles a unos principios que nos hacen ser mejores personas, pero llegado el momento, no sé cual sería el precio pero seguro que nos venderíamos.
Y además, la malloría ya nos hemos dejado sobornar alguna vez, aunque sea con chorradas, ¿no es así?
Saúdos

hm dijo...

El comentario de Taitra es real como la vida misma... en la universidad, tuve algún tonteo con la representación de alumnos (que está politizado que te cagas, con perdón).

Para conseguir los apoyos de los claustrales de la asociación que llevaba yo, me ofrecieron, digamos, ciertas ventajas académico-económicas. Rechacé la oferta, y lo siguiente que recibí fue una amenaza de que podía sufrir una paliza.

Avidentemente, no me compensaba pasar tantos malos ratos y ahora sólo leo la prensa, que es mucho más tranquilo.

forgiven princess dijo...

No creo que todos tengamos un precio, si hablamos de dinero.
Más bien todos tenemos un límite, un límite que no consentiremos sobrepasar por las consecuencias que ello podría traer. Me explico:
Igual tú no atentarías contra un ambulatorio por 3 millones de euros, pero si fuesen a matar a tu hermano lo harías.
Eso no es un precio, puesto que no hablamos de dinero. Es el límite que tú pondrías y que, una vez superado, harías lo que fuera.

Hale, ahí queda eso. Un besote de lunes :)

DianNa_ dijo...

Lo primero... no serán billetes Homer Simpon?

Creo que andamos mercadeando continuamente, si no con cosas materiales con los sentimientos, es innato al ser humano.

Yo depende de las circunstancias, supongo que dependería mi decisión, sinceramente, no lo sé

Saludos

Frabisa dijo...

El ser humano es tan frágil en todos los aspectos que da miedo pensarlo.

Desprecio profundamente a todos aquellos que se venden tan barato (aunque sean millones de euros los que se llevan).

un beso

david guzmán dijo...

Pues qué miedo me daría verme en tan singular situación. Y es que creo que entre más dinero es más el riezgo que se corre. Además de que, seguramente,no se disfrutaría igual. No sé, yo me esperaría más tiempo jajaja
No me lo ofrezcas por favor jaja

Funambulista 2.0 dijo...

Pufff... qué pregunta más complicada. Imagino que dependería de muchas cosas, pero creo que el final, todos tenemos un precio. Somos así de materialistas!

BIRA dijo...

Todo en esta vida tiene precio y nosotros formamos parte de la vida.
No me he visto nunca en situaciones como las que describes y no tengo muy claro lo que haría. Eso sí, seguro tengo un precio... aunque ni yo misma sé decirte cuál.

Que hora tienes?

 


Tertulias para perogrullos - Templates Novo Blogger 2008